Mi Historia

Nadie sabe el valor de una fotografía hasta que pasan los años.

En ese día que parece que todo pasa volando, mi trabajo es recordarte las cosas que no vas a poder recordar: La cara que El puso cuando te vio por primera vez, la lágrima que no podía resistir cuando hablaba tu mejor amiga o cómo te miraba tu Mamá mientras te empezabas a preparar. Porque esto son sentimientos y estos ni se eligen ni se exigen, si no que se viven.

Hope, Faith, Love.